• Buchwald

Rainer Maria Rilke: El cisne

Esta fatiga a lo todavía inexistente

difícil y como enredado dirigirse,

se parece al incompleto andar del cisne.


Y la muerte, ese no poder abarcar más

ese suelo que todos los días pisamos,

como su temeroso bajar…


en las aguas, que lo reciben delicadamente

y que, transitorias y alegres,

se recogen debajo de él, marea por marea;

mientras él infinitamente quieto y firme

cada vez más maduro y real y

sereno se digna a deslizarse.