Max Beckmann

Sobre mi pintura

2021, 36 pp.   
CC 4.0

En sus primeros días como artista, Max Beckmann (1884-1950) fue miembro de la Secesión de Berlín, pero no tardó en perfilarse como un individualista contestatario. En particular, se opuso a Henri Matisse, Pablo Picasso y al cubismo, a Kandinsky y la abstracción con una pintura narrativa mitológica y mitologizante: Beckmann quiso distinguirse como un contramodelo neoconservador a la abstracción radical que surgió alrededor de 1910. Al igual que Max Liebermann o Lovis Corinth, buscaba una forma moderna para la pintura figurativa.

 

En 1914 estuvo en el frente de guerra como paramédico voluntario. “No disparo contra los franceses, aprendí mucho de ellos. Tampoco a los rusos, Dostoievsky es mi amigo”, escribe en su diario de guerra. En 1915 sufre un colapso nervioso.

 

Durante la República de Weimar (1918-1933), Beckmann se politiza y, al mismo tiempo, estudia doctrinas místicas como la teosofía. Poco a poco forma su poética personal, que él mismo denominó “objetividad trascendente”.

 

En abril de 1933, fue despedido de su cátedra de Pintura en la Frankfurt Städelschule sin previo aviso. En 1937 abandona Alemania para siempre.

 

El texto que aquí publicamos es un discurso programático que Beckmann pronunció en la exposición “Twentieth Century German Art” en la New Burlington Galleries de Londres en 1938. Titulado "Sobre mi pintura", deja en claro que el arte es conocimiento, no entretenimiento, es transfiguración o juego: 

 

Para mí y mi trabajo lo más importante es la idealidad [Idealität] que se esconde detrás de la aparente realidad. A partir del presente dado, busco el puente hacia lo invisible; ya lo dijo un famoso cabalista: 'Si querés aprender lo invisible, adéntrate tan profundamente como puedas en lo visible'. En mi caso, siempre se trata de capturar la magia de la realidad y traducirla en pintura. Hacer visible lo invisible por medio de la realidad. Puede sonar paradójico, ¡pero no es más que la realidad la que conforma el verdadero misterio de la existencia!