Gertrud Grunow

La construcción de la forma viva a través del color, la forma, el tono

2021, 13 pp.   
CC 4.0

La profesora de música Gertrud Grunow (1870-1944) fue la única mujer que enseñó oficialmente en la Bauhaus de Weimar (1919-1925). 

Con su teoría de la armonización [Harmonisierungslehre] entre el color y el sonido, ella buscó “sanar el entumecimiento interior de la juventud” e influyó en otros maestros de la Bauhaus como Johannes Itten, Wassily Kandinsky y Paul Klee. Es que su contexto lo pedía a gritos: la vida se había vuelto frenética; el progreso tecnológico cambió la comunicación, la producción y el transporte; la Primera Guerra Mundial traumatizó a toda una generación de jóvenes. No tardaron en aparecer numerosos movimientos que prometían transformaciones. Las personas deseaban un equilibrio, reconciliación interior, paz:

Esta semana tuvimos las primeras lecciones de baile rítmico, me gusta mucho y se complementan con lo que trabajamos con Itten. Desarrollar el cuerpo hasta que el espíritu domine completamente la masa corporal, y llegar a sentir que una línea, una firmeza o precisión atraviesa el cuerpo en un flujo que no se atasca en la cabeza. 

Estas palabras son de Gunta Stölzl, estudiante de Grunow en 1919. Durante sus clases, la profesora tocaba al azar notas en el piano e invitaba a que sus alumnas y alumnos imaginaran colores que tenían que representar según impulsos del cuerpo. En La construcción de la forma viva a través del color, la forma, el tono, Grunow despliega los fundamentos de su teoría de la harmonía. Sinestesia e intermedialidad. Para ella, como para sus artistas colegas, los colores y los tonos tenían una relación significativa que permitía desarrollar un poder curativo: 

Formas físicas de vida que llegan a la conciencia, las cuales, dependiendo del énfasis formal o material en lo vivo, se configuran mentalmente en fantasías (seres y objetos) y tienen un efecto vivo que lleva a las personas a los hechos, a la creación y la acción. La materia se experimenta como un todo, como fuerza y energía, y también como un estado. Materiales como piedra y madera, formas y construcciones vegetales, animales (…) hasta lo fluido y atmosférico, incluida tu psique, son fuerzas y formas de vida que están íntimamente relacionadas con la luz, el color. 

Lo metafísico es un abstracto concreto (físico y químico) y el sentimiento se vuelve razón.