• Buchwald

Novalis: aforismos

13. La naturaleza es enemiga de las posesiones eternas. Destruye todo signo de propiedad según férreas leyes, elimina todo indicio de forma constante. La tierra es de todos los seres vivos y cada cual tiene derecho a todo. Quienes estuvieron primero no tienen nada que agradecerle a esa coincidencia primigenia. Tarde o temprano expirará todo derecho de propiedad. Las mejoras y el deterioro dependen de condiciones inalterables. Pero si el cuerpo es una propiedad con la que solo adquiero los derechos de un habitante activo de este planeta, entonces no puedo perderme a mí mismo por su pérdida. No pierdo más que mi lugar en esta escuela de príncipes, e ingreso en una corporación superior; mis queridos compañeros me seguirán.

16. La fantasía pone al futuro en lo alto, en las profundidades o en relación de metempsicosis con nosotros. Soñamos con viajes por el universo, pero ¿no está en nosotros mismos? No conocemos las profundidades de nuestro espíritu. El camino misterioso conduce al interior. Si no es en nosotros, en ninguna parte se encuentra la eternidad y sus mundos, el pasado y el futuro. El mundo exterior es el de las sombras, y las lanza sobre el reino de la luz. Es cierto que por ahora nuestro interior nos parece oscuro, solitario y sin forma. Qué distinto será cuando haya pasado el eclipse y las sombras se hayan retirado. Gozaremos como nunca, pues nuestro espíritu vive en falta.


Blüthensatub, 1798