• Buchwald

Maria Sibylla Merian: Grosellas grandes, rojas, amargas

Es muy raro que la oruga y su carozo tengan el mismo color que el de la avecilla y sus huevos.

Tengo que confesar que esa unidad de forma y color casi nunca la he presenciado. Es por eso que esta transformación puede ser considerada una excepción.

Tenemos una oruga muy bella que se transforma en una avecilla igual de linda y casi del mismo color, pero cuyos huevos y carozo son de un color diferente.

Ante esta situación en la que nos encontramos, los estudiosos suelen decir: rara vez es la oruga como el resto. Quizás haya que pensar en su igualdad a partir de otro elemento que no sea el color. Pero dado que el color sí es el mismo, es un caso que necesita ser discutido.

Esta hermosa oruga me la encontré en agosto sobre un árbol de grandes grosellas rojas y amargas, cuyas hojas utilicé para su alimentación. Era de color blanca, pero en la sombra tenía un tono algo marrón; sobre su espalda había como un diamante hecho de puntitos. Su andar es muy especial porque (aunque debajo de la cabeza posee las seis garritas) en la parte trasera de su cuerpo sólo tiene dos patitas.

Cuando quiere moverse se sostiene con sus patas traseras y se eleva hasta agarrar algo con sus garritas delanteras. Entonces lleva la parte trasera de su cuerpo hasta su cabeza. Es todo un espectáculo.

En el grabado se la puede ver con sus patitas sobre el tallo de la hoja grande, mientras que sus garritas no pueden verse porque están clavadas en ella.

A principios de diciembre se transforma en un carozo marrón rojizo (está en la misma hoja). Así permanece hasta febrero del siguiente año, momento en que sale de él una hermosa polilla que (como ya mencioné) no es muy distinta a su oruga, es decir, es completamente blanca y tiene puntitos negros. Pocos días después de haber salido, puso huevos de un color verde claro, también sobre la misma hoja.

Sin embargo, como conservé a las orugas en una habitación calefaccionada de mi casa, el calor aportó fuerza a su transformación. Si hubiera estado en la intemperie, en el frío, es probable que la polilla hubiera salido más tarde.