top of page
  • Buchwald

Jospeh Beuys: Entrevista, 3.6.1984

Entrevistador: ¿Cree en la reencarnación? BEUYS: Para mí no es una cuestión de fe. De hecho, siempre tuve claro que algo, un algo biológico, no cobra vida de la nada, luego muere y todo acaba. Si el espíritu tiene una función en el mundo, hay un antes y un después. Si no hubiera tenido esta relación básica con la vida, probablemente no habría encontrado mi camino hacia la antroposofía. Hoy en día, hay muchos pensadores que ven las cosas como yo. E: La prehistoria y la historia evolutiva aparecen mucho en sus obras. ¿Esto está enraizado en las ideas de Rudolf Steiner sobre el desarrollo simultáneo del ser humano y el cosmos? B: Más bien en las visiones de Swedenborg o Jakob Böhmes. E: ¿Tuvo, alguna vez, un encuentro visionario? B: Tuve una serie de lo que se podría llamar experiencias clave. E: ¿Experiencias clave de la razón o encuentros visionarios? B: También. De repente, se me acercó un ser y me dijo lo que debía hacer. Y lo raro es que eso que me dijo cuando tenía unos cuatro años es exactamente lo que tengo que hacer ahora. Por supuesto, fue en un lenguaje que lo pueden entender solo quienes están en sintonía. No fue algo así como: “tenés que desarrollar el concepto expandido del arte”. E: ¿Y quién fue? B: Fue más bien un desconocido, un ángel. E: ¿Y han vuelto a entontrarse? B: La misma presencia ha vuelto varias veces. E: ¿Una presencia inmaterial? B: Sí, pero era visible, tan real como usted ahora. E: ¿Y esa presencia se dio a conocer? B: No, solo la reconocí. Una vez muy brillante, casi inexistente, un ser transparente. Y, otra vez, negra de arriba a abajo, pero prácticamente con el mismo mensaje. Todos los días tengo que lidiar con cosas así. E: ¿Fue como una manifestación onírica à la Freud? B: No, no. Conozco los típicos sueños freudianos. Pero esto no fue un sueño. Fue a plena luz del día. Por la noche, soñé como sueña cualquiera. E: ¿Qué sueña? ¿Recuerda algún sueño? B: Algunos sueños vuelven una y otra vez. Uno lo tuve por lo menos 500 veces: me levanto de la cama por la mañana y mi pierna se queda en la cama. Terrible y divertido. Luego voy y tomo un pedazo de diario, envuelvo la pierna y voy al médico. Él la vuelve a poner en su lugar como si nada: todo está bien de nuevo. Al principio, el sueño me produjo una mala sensación de enfermedad; luego, cuando volvió, pensé, no tengas miedo. Se puede curar cualquier cosa. E: ¿No te parece extraño que ni un solo antropósofo más que Steiner haya tenido percepciones clarividentes? B: Estoy seguro que los hay. Además, quien realmente ve algo no se vanagloria de ello. E: Señor Beuys, muchas gracias por la conversación.

Comments


bottom of page