©Buchwald Editorial, 2019, Buenos Aires

[K 1, 3]

14/04/2019

Hay una experiencia absolutamente única de la dialéctica. La experiencia imperiosa, drástica, que refuta toda “progresividad” del devenir y presenta todo aparente “desarrollo” como un repliegue dialéctico sumamente complejo: es el despertar de los sueños. En sus cuentos y narraciones, los chinos fueron capaces de expresar, muchas veces con increíble precisión, el esquematismo dialéctico que constituye la base de este proceso. El nuevo método dialéctico de hacer historia se presenta como el arte de experimentar el presente como el mundo de la vigilia, un mundo al que alude en realidad aquel sueño que llamamos lo que fue. ¡Experimentar lo que fue en el recuerdo del sueño! Es decir: recordar y despertar están íntimamente relacionados. Despertar es, por lo tanto, el giro dialéctico, copernicano, de la rememoración. 

 

 

Angelus Novus. Textos sobre filosofía de la historia. Buchwald Editorial

Please reload