©Buchwald Editorial, 2019, Buenos Aires

Cuenta las almendras

13/08/2018

Cuenta las almendras,

cuenta aquello que fue amargo y te desveló,

cuéntame en ello:

 

Yo busqué tu ojo cuando lo abriste y nadie te miraba,

yo tensé aquel hilo secreto

por donde el rocío, que tú pensaste,

se deslizó hacia los cántaros,

que cuida un proverbio que no encontró corazón alguno.

 

Solo allí entraste completamente en el nombre, que es tuyo,

avanzaste con paso firme hacia ti,

libres se balancearon los martillos en el yugo de la campana de tu silencio,

lo que furtivamente escuchaste te sobrevino,

lo muerto te puso también su brazo,

y los tres juntos atravesaron el anochecer.

 

Hazme amargo.

Cuéntame entre las almendras.

 

Please reload