©Buchwald Editorial, 2019, Buenos Aires

Fotografía

El aparato fotográfico nos proporciona posibilidades sorprendentes que apenas comenzamos a aprovechar. Con respecto al campo visual, el lente que usamos en la actualidad ya no está acotado a los límites de nuestros ojos. Ningún medio manual de representación (lápiz, pincel, etc.) es capaz de retener fragmentos de la realidad de la misma manera; igual de imposible es hacer que registre la esencia del movimiento; tampoco la capacidad de distorsionar que tiene el lente –contrapicado, picado, diagonal– ha de ser valorada sino negativamente, pues nos proporciona una perspectiva imparcial, que nuestros ojos, sujetos a las leyes de asociación, son incapaces de alcanzar; y en otro ámbito: la sutileza de la gama de grises produce un valor sublime, cuya clasificación puede trascender su propio campo de acción y hasta beneficiar a la creación con color. Esta enumeración está lejos de llegar al límite de las posibilidades de este campo. Apenas comenzamos a explotarlas y, aunque la fotografía existe desde hace ya más de un siglo, recién en los últimos años, su desarrollo nos ha permitido ver más allá de su especificidad y reconocer sus posibilidades creativas. No hace mucho que nuestra forma de ver maduró lo suficiente para comprender estas relaciones. 

 

Pintura, fotografía, cine. Buchwald Editorial, 2018.

 

 

 

 

 

 

Please reload