top of page
  • Buchwald

Maria Sibylla Merian: Caimán y metamorfosis y reproducción de las ranas

EXPLICACIÓN DE LA LÁMINA LXIX


Aquí se representa la figura del cocodrilo de Surinam, que los indios orientales llaman cayman: es un animal muy fuerte y temible tanto para los humanos como para los animales terrestres y acuáticos, pues vive tanto en tierra como en agua y devora todo lo que se le cruza. Emerge de un huevo que es casi del tamaño de un huevo de ganso, y parece imposible que un animal, surgido de una forma tan pequeña, pueda crecer tan rápido hasta alcanzar un tamaño seis u ocho veces mayor. Se puede ver el huevo en la lámina, está abierto delante y colocado bajo la uña trasera de este animal. Aunque cuando nacen son muy pequeños, pueden encontrarse cocodrilos de veinte o más pies de longitud. Su cabeza, cuerpo y cola están cubiertos de escamas duras, de modo que están protegidos; pero la piel del vientre es muy suave y puede ser fácilmente herida. Su gran fuerza reside en las dos filas de dientes extremadamente afilados que se cierran con gran fuerza uno contra el otro, y todo lo que capturan lo destrozan de inmediato. Se mueven rápidamente, casi sin límite, y si pudieran girar el cuerpo de un lado a otro, nada podrían dejar escapar. El movimiento de las mandíbulas superiores se produce en la parte superior de la cabeza, mientras que las inferiores son inmóviles, lo que no es común en ningún otro animal, cuyas mandíbulas inferiores también se mueven.


Las víboras, que provienen de huevos similares a los de los cocodrilos aunque mucho más pequeños, son muy variadas. Se puede ver un ejemplo debajo de la cabeza de la víbora, comúnmente llamada amphysboena o biceps, porque su cabeza y cola son similares en forma y circunferencia, pero no porque tenga dos cabezas. Fácilmente se pueden ver tanto el hueso como los ojos en la cabeza normal, pero no en la otra, que, en realidad, es su cola. Todas estas víboras son de un hermoso color, adornadas con manchas negras, escarlatas y amarillas; también existe otra especie de víbora, que es de color blanco, amarillo y gris ceniza.






EXPLICACIÓN DE LA LÁMINA LXXII


Anteriormente he mostrado la metamorfosis y reproducción de las ranas americanas y europeas, aquí me complace agregar la de las ranas asiáticas y africanas, que es, en todos los aspectos, similar a las anteriores, excepto por su mayor tamaño y color, como se muestra en la figura n° 1. Además, al igual que la rana europea de la figura N° 4, adquiere, en el mismo momento, patas traseras más grandes, como se señala en la figura n° 2. En la figura n° 3, se muestra la pata izquierda anterior, la cuarta protuberancia y la piel perforada. En la figura n° 4, vemos una rana cuadrúpeda, con la cabeza propia de una rana y con la cola más corta; en la figura n° 5, la cola disminuye más, adquiriendo su forma definitiva. Este género es similar a las ranas europeas en cuanto a reproducción y crecimiento. Sin embargo, nadie hasta ahora ha corroborado si estas criaturas, con el paso del tiempo y los años, vuelven a transformarse en peces, tampoco se ha visto ningún documento al respecto.


El alga que se encuentra en el agua alrededor de las ranas (A) nos llega de África, donde se recolecta en abundancia del mar, y se la llama Ulvarum. Tanto su género como su color son diferentes. La letra B muestra un alga (llamada een Caralmoesje en neerlandés) incrustada en una concha, así como una pequeña planta, llamada Noëam, que se encuentra en Guinea, similar a una ramita marina (C). La concha inferior (D) expone un género muy raro de amboïnensis biccina, que se entrelazan entre sí y son de forma poco común. La concha (E), cuyo extremo elevado se puede observar aquí, es una especie rara de altera amboïnensis, similar al ágata, decorada con diferentes colores y extremadamente elegante. El escarabajo (G) se lo puede encontrar en Mocha, y no es sólo negro, sino tiene un brillo muy bello, posee dos cuernos muy raros que sobresalen entre su largo pico, similar a los elefantes.


No tengo la intención de describir el árbol de Arekam, aunque aquí se ve delineado, ya que ha sido descrito muchas veces y de manera exhaustiva por otros que han trabajado con árboles exóticos; sólo está presente para mostrar las orugas y mariposas que se crían y reproducen sobre él. La oruga grande busca alimento en las flores y, una vez satisfecha y en su plena magnitud, se transforma en una crisálida, de la cual emerge, después de varios días, una hermosa mariposa, con sus alas superiores de color negro y hermosamente decoradas con puntos rojizos en el dorso; mientras que las alas inferiores son doradas con bordes y líneas negras. Además, hay una segunda y tercer especie, que es de color negro y amarillo, bellamente delineadas con un color de excelencia, con características y propiedades dignas de cualquier observador. FIN.




Comments


bottom of page