top of page
  • Buchwald

Ernst Ludwig Kirchner: Crónica de la comunidad artística “Brücke”

En 1902 los pintores Bleyl y Kirchner se conocieron en Dresde. Heckel se incorporó por su hermano, que era amigo de Kirchner. Heckel trajo a Schmidt-Rottluff, a quien conocía de Chemnitz. Se juntaban a trabajar en el estudio de Kirchner. Allí tuvieron la oportunidad de estudiar el desnudo, fundamento de todas las artes visuales, con total naturalidad [freie Natürlichkeit]. A partir de los trabajos que surgieron de este ejercicio, surgió el sentimiento común de tomar, de la vida, el estímulo creativo y de subordinarse a la experiencia. En un diario que llamaron Odi profanum, cada uno dibujó y escribió sus ideas, para comparar sus individualidades. Fue así como espontáneamente formaron un grupo que denominaron “Brücke” [Puente]. Cada uno fue estimulando a otro. Kirchner trajo la xilografía desde el sur de Alemania que había retomado al inspirarse en las viejas xilografías de Nuremberg. Heckel volvió a tallar figuras de madera. En sus esculturas, Kirchner enriqueció esta técnica con pintura y buscó el ritmo de la forma cerrada en la piedra y el estaño. Schmidt-Rottluff inauguró las litografías. La primera exposición del grupo se dio en su propio espacio, en Dresde; no obtuvo reconocimiento. Sin embargo, Dresde, con sus paisajes y su antigua cultura, fue una fuente de inspiración. También fue allí donde el “Brücke” encontró sus primeras bases histórico-artísticas en Cranach, Beham y otros maestros alemanes de la Edad Media. Con motivo de una exposición de Amiet en Dresde, éste fue nombrado miembro del “Brücke”. Le siguió Nolde en 1905. Su particular individualidad le dio un nuevo matiz al grupo, potenció nuestras exposiciones con la interesante técnica del aguafuerte y la xilografía. Por invitación suya, Schmidt-Rottluff fue a visitarlo en Alsen. Más tarde, él y Heckel visitaron Dangast. El aire duro del Mar del Norte produjo un impresionismo monumental, especialmente en Schmidt-Rottluff. Mientras tanto, en Dresde, Kirchner siguió trabajando en la composición cerrada: en el museo etnográfico encontró un paralelismo con su trabajo en la escultura africana y las vigas talladas de los mares del sur. El deseo de liberarse de la esterilidad académica llevó a Pechstein al “Brücke”. Kirchner y Pechstein fueron a Gollverode a trabajar juntos. La exposición del “Brücke”, con los nuevos miembros, tuvo lugar en el Salón Richter, en Dresde. La exposición causó una gran impresión en los jóvenes artistas. Heckel y Kirchner intentaron armonizar la nueva pintura con el espacio. Kirchner decoró sus espacios con murales y batiks, en los que colaboró Heckel. En 1907, Nolde dejó el “Brücke”. Heckel y Kirchner fueron a los lagos de Moritzburg a estudiar el desnudo al aire libre. Schmidt-Rottluff trabajó en Dangast para perfeccionar el ritmo de su color. Heckel fue a Italia y trajo la inspiración del arte etrusco. Pechstein fue a Berlín para trabajar en encargos decorativos. Trató de llevar la nueva pintura a la Secesión. En Dresde, Kirchner descubrió el trabajo con prensa de la litografía. Bleyl, que se había dedicado a la enseñanza, dejó el “Brücke” en 1909. Pechstein fue a Dangast, donde estaba Heckel. En el mismo año, ambos fueron a la casa de Kirchner, en Moritzburg, para pintar desnudos a las orillas de los lagos. En 1910, el rechazo de los pintores alemanes más jóvenes a la vieja Secesión provocó la fundación de la “Nueva Secesión”. Para apoyar la posición de Pechstein en la Nueva Secesión, Heckel, Kirchner y Schmidt-Rottluff también se hicieron miembros. Conocieron a Müller en la primera exposición de la Nueva Secesión. En su estudio, se reencontraron con la Venus de Cranach, a la que valoraban mucho. La perceptible armonía entre su vida y su obra hacía de Müller un miembro natural del “Brücke”. Aportó el encanto de la pintura al temple. Para mantener puras las aspiraciones del “Brücke”, sus miembros se retiraron de la Nueva Secesión y se comprometieron sólo a exponer juntos en la Secesión de Berlín. Siguió una exposición del “Brücke” en el salón de arte Gurlitt. Pechstein rompió la promesa, se convirtió en miembro de la Secesión y fue expulsado. En 1912, el Sonderbund invitó al “Brücke” a su exposición en Colonia y encargó a Heckel y Kirchner que pintaran la capilla. La mayoría de los miembros del “Brücke” están ahora en Berlín.


Allí, el “Brücke” también ha conservado su carácter interno. Unificado desde el interior, irradia los nuevos valores de trabajo sobre la producción artística moderna en Alemania. Sin influencia de las corrientes contemporáneas, cubismo, futurismo, etc., lucha por una cultura humana, el suelo del verdadero arte. El “Brücke” debe su posición actual en la vida artística a estos esfuerzos. E.L. Kirchner.



Comments


bottom of page